dilluns, 27 de gener de 2014

El arte más completo: el teatro

El teatro es el gran género literario olvidado en la escuela. El teatro, la zarzuela y la ópera deberían formar parte del currículum escolar, es importante para la formación integral del alumno, además se puede practicar desde edades bien tempranas y los niños disfrutan disfrazándose, cantando, bailando y actuando. Se convierte el teatro en un juego donde los niños se transforman en personajes fantásticos e imaginados, se liberan de su yo y su realidad para representar la ficción. Cuando son pequeños el cuerpo, la voz, el lenguaje no verbal ocupan un primer plano, desarrolla la orientación espacial y la psicomotricidad. Se puede empezar por un teatro de sombras, les sorprende y les fascina las sombras que se pueden hacer con un par de manos. Podemos trabajar el mimo con pequeños ejercicios los niños aprenden a coordinar su cuerpo y sus gestos. También podemos trabajar el teatro con el guiñol y las marionetas. A medida que crecen con el teatro trabajamos la voz, la expresión oral, la vocalización, la realización de decorados, la espontaneidad, la memoria, la adaptación de cuentos populares y la representación de obras clásicas. El teatro es una herramienta interminable y combinada con la música se convierte en el arte más completo e interdisciplinar.