diumenge, 1 de juny de 2014

Educar con amor

El homeschooling parte de la premisa que la familia es la principal responsable de la educación de los hijos y aunque la mayoría de la sociedad necesita la ayuda de un centro escolar para complementar su función educadora, no por ello implica que todas las familias estén obligadas a delegar sus funciones a una institución escolar. Los padres deben ser contemplados como educadores legítimos, perfectamente preparados y responsables para educar integralmente a sus propios hijos. Sí es cierto que para ello hace falta tiempo de dedicación a los hijos y hoy en día los padres están muy ocupados con sus trabajos y vidas profesionales. No se contempla la maternidad y la paternidad como una meta en sí misma, sino como un obstáculo que hay que superar para poder continuar con la vida profesional, por eso los niños y los bebés cada vez entran en la guardería en edades más tempranas, incluso se considera un logro de nuestra sociedad moderna la escolarización de los niños en edades infantiles. Pero me pregunto, si es un logro o más bien una maldición. Es famoso el experimento que el científico Harry Harlow realizó con una colonia de monos en la universidad de Wisconsin. Separó a los monos recién nacidos de sus madres, y aunque recibían cuidados y alimentos, sus conductas resultaban extrañas, se acurrucaban en el suelo, se retraían en balanceos fetales rítmicos. Hizo muchos experimentos. En uno de ellos situó una madre de alambre que les proporcionaba alimento y otra madre de alambre forrada de felpa. Aunque los monos acudían a la madre de alambre para alimentarse, enseguida volvían a los brazos de la madre de felpa. Estos monos resultaban muy agresivos y mostraban conductas sociales patológicas cuando se juntaban con otros monos, lo que llegó al investigador a demostrar la importancia del apego materno, del amor, del cuidado amoroso de los padres con los hijos. A veces no somos suficientemente conscientes de lo que la implicación de los padres puede hacer en los hijos y en el desarrollo de su personalidad. ¿Tendrá algo que ver el experimento de los monos con el aumento de la agresividad, la violencia, los problemas de convivencia y las conductas patológicas en nuestros jóvenes de hoy?
Qué importante es educar en amor, dedicar tiempo a los hijos, realizar actividades con ellos, pasarlo bien juntos, compartir intereses, charlar, dialogar y pasar tiempo de calidad con ellos.