dissabte, 28 de juny de 2014

Pollito Pico y sus futuros hermanos

¿Cómo saber si una gallina está llueca? Tan fácil como ponerle un par de huevos y apartarla de la “tribu” en un lugar oscuro  e íntimo donde pueda concentrarse. Así lo hicimos con una gallina que parecía estar llueca. Al cabo de dos días de no comer ni beber, le pusimos los huevos para que los incubara. De mientras los niños prepararon y construyeron una casita de madera para los nuevos pollitos. La sorpresa ha sido Pico, un pollito que unos amigos nos trajeron para que se encontrara con su vida de campo. Pico nació en una incubadora con otros pollitos en la clase de una escuela.  Fue un experimento hermoso para los niños de 6º de primaria, que pudieron observar en primera persona como los huevos al cabo de unos días se convertían en pollitos. Ahora, Pico prueba la casita y espera a sus “hermanitos” que nazcan, todavía falta unos diez días, pero pronto podrá compartir casa y mamá con ellos. ¡Qué experiencia más bonita!