dimarts, 8 d’abril de 2014

Aprender por proyectos

Aprender por proyectos resulta muy enriquecedor. Los niños preparan una exposición, un trabajo, una investigación, una obra de arte, una interpretación  musical, etc., y una vez ya está estudiado y elaborado, la comparten con sus amigos. El intercambio a través de la expresión oral con soporte escrito, audiovisual o la propia experimentación y práctica conlleva unas competencias necesarias para el día a día, saber comunicarse, ordenar su discurso, resolver dudas a sus amigos, adaptar la temática a los demás, sean de la edad que sean, con o sin conocimientos previos del proyecto a tratar, perder el miedo a hablar en público y mejorar la oratoria. Los niños presentan proyectos y también aprenden escuchando a sus amigos, se incentivan con los temas propuestos, con los experimentos observados y con las actividades que muestran sus compañeros. Ayer en el grupo de proyectos los niños interpretaron varias piezas musicales y presentaron temas muy interesantes como la construcción de un ordenador, el magnetismo, los elefantes, la historia del piano, la vida de las mariposas y la elaboración de una obra de arte, la cabeza de un gigante hecha con un cubo de plástico, cola de empapelar y diversos materiales reciclados. Los niños disfrutaron y Sara y Judit ya están manos a la obra, elaborando sus nuevos proyectos a través del Power Point que  les enseñó su amiga Greta y es que aprender se contagia.