dimarts, 29 d’abril de 2014

Aprendizaje cooperativo

Son interesantes los grupos heterogéneos que se forman entre los hermanos de las familias homeschoolers en donde la mayoría de las situaciones de aprendizaje se trabaja en cooperación, unos hermanos con otros. Todos los niños participan, escuchan, preguntan y trabajan en equipo. Unos enseñan a los otros, se dividen el trabajo, toman responsabilidades, se conocen mutuamente, se ayudan, lo que no sabe uno lo sabe el otro, comparten sus logros y sus ideas, se establecen vínculos afectivos sólidos que mejoran el rendimiento personal de cada uno de ellos y rinden muchísimo más que si trabajaran individualmente. La madre o el padre, observa el juego y la actividad de los niños y pasa de tener un poder dominante a un poder referente, los niños acuden solo y cuando necesitan recabar más información o necesitan ayuda. Muchas escuelas innovadoras también utilizan esta metodología en sus clases, está demostrado que atiende a la diversidad, mejora el currículo oculto, facilita la personalización de la educación y mejora el rendimiento de los alumnos.