dilluns, 2 de febrer de 2015

Un diario personal

Empezar a escribir un diario personal es una buena excusa para iniciarse en la lectoescritura. Jordi está aprendiendo las letras y le gusta escribir sus primeras palabras. En un cuaderno pegó  una foto suya y con letras muy grandes escribió Diario de Jordi 4 años. Cada día escribe una página, claro que su letra es tan grande y desigual que solo le caben 2 o 3 frases por día. No importa la cantidad, sino la adquisición del hábito de escribir diariamente. Además le servirá en un futuro para recordar aquello que más le impactó cuando era pequeño, sus pequeños tesoros, historias, noticias, eventos familiares, anécdotas, etc. Es una buena herramienta para conocerse a lo largo del tiempo y descubrir su identidad y singularidad.