dimecres, 10 de juny de 2015

Proyecto construcción y bricolaje

Después de encofrar toda la azotea para soportar el hormigón y los hierros del tejado y esperar tres semanas para que los materiales se sequen apropiadamente podemos desencofrar.  Es como desmoldar un pastel. Hay que ir quitando los clavos que enclavan las maderas, picarlas y desmoldarlas. Por último quitar las vigas que soportaban todo el peso. Ya está el castillo exterior prácticamente terminado. Ahora solo queda  edificar los merlones y las almenas , el coronamiento dentado del muro de fortificación de la torre. Los niños disfrutan colaborando y ayudándose entre ellos.  Lo que más gracia les hace es bajar por la barra de acero.