dijous, 4 de juny de 2015

¿Sobreprotegidos o protegidos?

El homeschooling es innovador porque presenta un modelo familiar diferente al modelo típico de la cultura contemporánea. Los padres desean estar con sus hijos, pasar tiempo con ellos, disfrutar de la vida de familia, tener una influencia más intensa en el desarrollo y en la vida de sus hijos. Los padres se responsabilizan del aprendizaje escolar como una parte más del proyecto educativo global que ofrecen a sus hijos. No necesitan delegar la educación académica a una escuela. La educación es contemplada desde una perspectiva holística, integral. La vida enseña, no se separa el vivir con el aprender. De este modo se establecen unos vínculos emocionales fuertes entre padres e hijos, sobre todo entre madres e hijos, que protege a los niños  de la influencia de la mediocridad, el consumismo y la crisis de valores imperante en nuestra cultura. Son niños que crecen maduros, sanos, fuertes y felices. Crecen siendo respetados, pueden ser ellos mismos desde edades bien tempranas, tienen tiempo para conocerse y seguir sus aficiones, aprenden así a tomar decisiones de bien niños, con libertad y responsabilidad para llevarlas a cabo.  ¿Sobreprotegidos? No, protegidos sí.