divendres, 22 de maig de 2015

Bio construcción

¿Tus hijos siguen el currículo escolar? Es usual escuchar esta pregunta con un tono de preocupación por la gente que desconoce el homeschooling. No seamos ilusos, el currículo escolar tampoco es la panacea, está diseñado para dar respuesta a unas necesidades económicas y políticas, no es inocente, es coercitivo y limita. Aún y así los niños homeschoolers siguen el currículum escolar pero van más allá, los niños no están restringidos por el currículum y disponen de mucho tiempo para poder ampliar sus conocimientos, seguir sus intereses y fundamentarse en la experiencia práctica. Quizás la diferencia más fundamental entre el currículum escolar y el currículum homeschooler es la personalización, la practicidad y la operatividad del aprendizaje.  Un claro ejemplo de ello es el proyecto recientemente terminado de la bio construcción de una casa. Sara, Judit y Jordi querían construir una casa de adobes para la burra. No tenían conocimientos, ni ellos ni nosotros los padres. Buscamos por internet información, vídeos explicativos, artículos, etc. Preguntamos a los expertos, al abuelo que tenía experiencia construyendo con adobes y una vez bien informados nos pusimos manos a la obra. Es un proyecto que parte de un interés común, tiene una fundamentación teórica y práctica y una ejecución en cooperación, los niños, los padres y muchos amigos que quisieron participar en el proyecto. El resultado visible es la finalización de la casa, pero los niños han aprendido algo más que construir, han aprendido que todo es posible si se piensa, con ganas, información, estudio, planificación, trabajo y la ayuda de la comunidad.