dissabte, 1 d’agost de 2015

Tiempo para todo

En verano si nos organizamos bien, hay tiempo para todo, jugar, ayudar a papá y mamá en las tareas de la casa, leer y continuar aprendiendo de manera autónoma y dirigida. Las materias que más repasamos de manera dirigida son las matemáticas y la lecto escritura, dos materias imprescindibles y que son más difíciles de aprender por immersión, requieren de cierta abstracción que con la ayuda de mamá o papá pueden conseguir facilmente, como las reglas ortográficas. Judit y Sara trabajan el dictado, Jordi practica la lectura y Sergi se inicia en la grafía, aunque es muy pequeño, disfruta trabajando al lado de sus hermanos.