dissabte, 15 de febrer de 2014

Aprender haciendo

¿Qué sentido tiene para un niño aprender a sumar, a restar, multiplicar y dividir? Pues de buenas a primera el niño no le encuentra utilidad a estas operaciones y el proceso puede resultar arduo, sobre todo cuando nos empeñamos en enseñarle los números decimales y las tablas de multiplicar. Sin embargo cada día nos encontramos con los números decimales cuando vamos a comprar, cada día multiplicamos, sumamos y restamos, 3 caramelos o panecillos a cinco céntimos cada uno, son 15 céntimos, te doy un euro, devuélveme el cambio. Si encaramos el aprendizaje sobre la vida misma haciendo a los niños partícipes de situaciones reales el aprendizaje ocurre por pura necesidad, porque ellos son los primeros que quieren ir a comprar el pan, el periódico, pagar, contar los cambios, les hace tremenda ilusión llevar sus propios ahorros en su monedero y sentirse responsables, es entonces cuando el aprendizaje de las tablas de multiplicar o de los números decimales ocurre con naturalidad.
María Acaso nos habla de ello en su libro rEDUvolution, buscar aprendizajes reales: “Lo que dentro del aula ocurre  no tiene ninguna o muy pocas funciones reales en la sociedad: logaritmos, ríos, romances y sonetos forman parte de una información que solo cobra sentido en el proceso de tomar apuntes, engullirlos y vomitarlos en el examen de la manera en que pensamos que más le va a gustar al profesor. Un proceso que no te deja tiempo para llevar a cabo las cosas que realmente te interesan, un proceso que NO TE DEJA TIEMPO PARA APRENDER PORQUE TIENES QUE ESTUDIAR”. (Acaso M. , 2013) Es una reflexión que tanto vale para la escuela como para los padres que educamos en casa, pues también corremos el riesgo de querer cumplir con el currículum oficial y caer en los mismos errores que la propia escuela impartiendo conocimientos que poco o nada interesan al niño  y que olvidan al día siguiente, ¿para qué entonces?
Bibliografía:
Acaso, M. (2013). rEDUvolution, hacer la revolución en la escuela. Madrid: Paidós.