dijous, 13 de febrer de 2014

La paradoja del homeschool


Madalen Goiria, escritora, profesora de derecho civil e investigadora del paradigma homeschooler, en su libro 10 paradojas del homeschool se formula dos preguntas: “¿Por qué las familias que escolarizan se sienten tan cuestionadas por las que deciden no recurrir a la escuela? Y por otro lado, en paralelo, ¿Por qué las familias que no escolarizan están tan obsesionadas por la escuela?” (Goiria, 2013) Es cierto que muchas veces al defender la escolarización en casa como una opción educativa viable parece que criticamos implícitamente las debilidades y carencias de la escuela tradicional, como quien defiende la homeopatía frente a la medicina tradicional. El homeschooling no pretende una lucha contra la escuela, la escuela es imprescindible y necesaria para nuestra sociedad. Lo que sí es cierto, es que no llevamos los niños al cole, seamos sinceros, porque no creemos que el cole sea lo mejor para nuestros hijos. Del mismo modo hay familias que piensan que es mejor la escuela pública que la concertada o vice-versa. Es completamente legítimo poder escoger la educación de nuestros hijos. El problema es que el homeschooling no es una opción educativa legal en nuestro Estado. El Estado nos obliga a escolarizar nuestros hijos en una escuela, una escuela que recibe fuertes críticas de autores notables como Ken Robinson, John Taylor Gatto, Francesco Tonucci, Richard Gerver, María Acaso, John Holt, entre otros y además arrastra un gran porcentaje de fracaso escolar. Es ahí donde radica la paradoja. Estamos obligados a confiar en una escuela que hace aguas y no tenemos amparo legal para nuestras creencias y motivos pedagógicos. La mayoría de  maestros y profesionales de la educación reconocen que el sistema está fundamentado en unas bases decimonónicas que no dan una respuesta adecuada a nuestra sociedad de hoy y mañana.  

Entonces, ¿cómo se resuelve esta dicotomía? ¿Se puede negar a unos padres el derecho a educar a sus propios hijos? ¿Es comprensible que los padres que optamos por el homeschooling podamos perder la custodia y la guarda de nuestros hijos por buscar una educación integral de calidad? Esto sí que es realmente paradójico y trágico. Como dice Newman, los niños están condenados, no pueden escapar del sistema: “La enseñanza formal es tremendamente importante cuando nos damos cuenta de que nuestros hijos –desde la edad de cinco o seis años hasta los 16, 18 o más- están obligados por la ley y los requisitos laborales a pasar 10, 12, 16 o incluso 20 años en ámbitos escolares. Es una sentencia rigurosa sólo por haber nacido niño o niña. Se supone que el cumplimiento de esta sentencia facultará al joven para ocupar su lugar en la sociedad como miembro contribuyente y bien adaptado. Sin embargo, hay alienación cuando los clientes no pueden escapar, como sucede en las escuelas y prisiones” (Newman, 1981)

Es un problema gravísimo que no es tratado por la administración con la suficiente seriedad que se merece. Aunque la mayoría de los expertos en educación reconocen que tarde o temprano la escolarización en casa será una opción educativa más de nuestro sistema actual, como dice Sarramona: “Por el momento la “escolarización en familia” no está permitida por las leyes españolas pero no resulta demasiado aventurado pensar que la opción de escolarización en casa se puede abrir camino entre un sector, siempre muy minoritario, de la población y que puede llegar a ser aceptado legalmente, más si se mantiene y avanza la ola neoliberal por la cual el Estado desregula progresivamente sectores de la vida social.(…) La misma facilidad de acceso a la información que proporcionan las nuevas tecnologías de la comunicación pueden propiciar, si no total al menos parcialmente, la escolarización a domicilio”. (Sarramona, 2002)

Y ¿de mientras? ¿Es necesario torturar a las familias con citas judiciales, visitas de servicios sociales, amenazas de pérdida de custodia, obligados a escolarizar o condenados al exilio y estar a la merced de la suerte o del funcionario de turno?


Bibliografía

Goiria, M. (2013). 10 paradojas del Homeschool. Great Britain: Create Space
Newman, F. (1981). Reducing student alienation in high schools: Implications of theory. Nueva York: Harvard Educational Review.
Sarramona, J. (2002). Desafíos a la escuela del siglo XXI. Barcelona: Ediciones Octaedro.