dilluns, 17 de febrer de 2014

Gírgola: cultivo de setas

Las gírgolas son unas setas comestibles exquisitas que crecen en los troncos de los chopos mayoritariamente. Una actividad que realizamos hace dos semanas fue la plantación de un tronco inoculado con la semilla del hongo Pleurotus ostreatus. Escogimos un entorno ideal, de cara norte del jardín, donde estuviera siempre húmedo ya que los hongos requieren unas condiciones especiales para  crecer, resguardado del viento y sin demasiada luz. Al cabo de dos semanas han crecido unas cuantas gírgolas, florecen 4 o 5 veces al año y depende de las condiciones durante todo el año. Sara, Judit, Jordi y Sergi han disfrutado con el proceso, les ha sorprendido el olor, la textura y el sabor de la gírgola, las setas del supermercado no huelen. Esperemos que crezcan más para un buen revoltijo.