dijous, 27 de febrer de 2014

¿Qué quieren aprender los niños?

Pocos maestros tienen que cuestionarse esta pregunta. La administración dictamina un currículo a través de la ley de educación vigente y el real decreto donde se establecen los objetivos, criterios de evaluación, contenidos y competencias que deben adquirirse al finalizar los ciclos y las etapas escolares. Sin embargo este currículo cerrado es uno de los motivos principales que escogen muchas familias para desescolarizar a sus hijos pues fomenta únicamente la inteligencia linguística, lógica-matemática en detrimento de las inteligencias cinético-coporal, musical, espacial, intra e interpersonal (Gardner 1993)
En casa se les deja libertad para escoger los temas y los proyectos que a ellos les interesan. Esto no significa que no exista una programación, un orden y una constancia. Una disciplina que no se contempla en el Real Decreto 1513/2006 es el corte y la confección.  Aprender a coser y fabricar su propia ropa, es algo que les apasiona a muchos niños y niñas, sobre todo a Sara y Judit. Montse es patronista y modista, lleva dos años enseñando a las niñas a tomar medidas, hacer patrones, cortar la ropa, embastar, coser a máquina, hacer punto, gorros y bufandas, muñecos y toda serie de manualidades con el tejido y la lana. Su último proyecto ha sido unos delantales para Jordi y Sergi para evitar que se ensucien cuando nos ayudan a cocinar.
 
 
 
 
*Gardner, H. (1993). Inteligencias múltiples. La teoría en la práctica. Madrid: Paidós.