dimecres, 8 d’abril de 2015

Primeras lecturas

El aprendizaje de la lectoescritura es un proceso apasionante pero largo y lento.  Es también uno de los más importantes para los niños. Dominar la lectoescritura  les multiplica la autonomía personal en el aprendizaje además de ser una gran fuente de placer por sí misma, sumergirse en la lectura de historias, cuentos, cómics, leyendas, sucesos, etc.  Jordi de buenas a primeras no le gusta demasiado sentarse un rato para leer, trabajar la escritura y los números, pero luego se  muestra muy satisfecho de su trabajo y enseguida se lo muestra a papá cuando llega de trabajar todo orgulloso, ¡qué curiosa es la conducta humana! Despacio, sin prisas y sin pausas.