divendres, 3 d’abril de 2015

Proyecto Construcción y Bricolaje

Una de las partes más complicadas del proyecto de construcción, de lo que parece terminará siendo la biblioteca, es el forjado del techo.  Básicamente porque trabajar en las alturas es peligroso para los niños y los materiales son muy pesados. Para poder rellenar de hormigón la azotea hay que encofrar con vigas y maderas toda la superficie. Preparar la estructura con los hierros para que el hormigón quede bien compacto. Los niños ayudan en lo que buenamente pueden, esperando con ilusión el día que podrán subirse por las paredes de la biblioteca para leer un buen libro en lo alto del tejado. Probablemente para entonces ya habrá llegado el verano, al paso que vamos…