diumenge, 28 de desembre de 2014

Aspectos claves del homeschooling

El homeschooling es un modelo educativo con carácter propio, más allá de una alternativa a la educación actual. Muchos son los que piensan que el homeschooling es una alternativa a las limitaciones de la educación actual, incluso la mayoría de familias que optan por el homeschooling piensan así porque recurren al homeschooling, todavía ilegal en España, en la desesperación del fracaso académico e inadaptación escolar de sus hijos, y es verdad que es una alternativa pero no es toda la verdad.  El homeschooling puede solucionar algunas carencias de la educación en las aulas, pero ese aspecto no explica su razón de ser. Va más allá de una alternativa, es un modelo educativo naciente con carácter propio.
Veamos algunos aspectos claves. Nace en el mundo occidental como consecuencia de la Revolución Tecnológica Digital del siglo XX que está creciendo vertiginosamente en el siglo XXI y que ha ocasionado cambios en el complejo entramado estructural de la sociedad.  Estamos en una sociedad de la información, todos tenemos acceso al conocimiento, existen infinitos recursos educativos en la red, manuales, libros, vídeos, programas, etc.  Hoy en día el conocimiento y la información están en manos de todos.  Ésta revolución tecnológica además de acercarnos el conocimiento a todos, ha favorecido un cambio en la estructura laboral y profesional. Hoy en día son muchos los profesionales que trabajan desde casa,  sin necesidad de trasladarse en una oficina, un comercio o una fábrica. Ya no es tan importante vivir cerca del trabajo, en grandes ciudades o núcleos urbanos, se detecta un regreso a la vida rural, a la vida del campo y la necesidad imperiosa de delegar el cuidado de los hijos a un agente externo queda pormenorizada. Las necesidades laborales actuales han cambiado, las necesidades laborales prácticas han avanzado en desmesura a las teorías, a los programas educativos y formativos. Ya no es suficiente obtener un título para conseguir un trabajo pues los títulos actuales responden a una sociedad de ayer. Hoy se valora la autonomía, la iniciativa personal y la capacidad de aprender a aprender como competencias claves para el desarrollo personal y profesional de hoy y mañana.
El homeschooling nace también debido a la escolarización masiva iniciada a finales del siglo XIX. Hoy en día la gran mayoría de la población tiene estudios primarios, secundarios e incluso superiores lo que facilita que los propios padres puedan ser guías del aprendizaje de sus hijos, con la ayuda de los recursos digitales, la vida en comunidad y la inmersión en el mundo natural y social.
Veamos ahora algunas características de este nuevo modelo educativo:
El homeschooling es un modelo de aprendizaje Dinámico: permite decisiones rápidas y eficaces; Estable: es un aprendizaje coherente, sin interrupciones, un continuo desde el nacimiento, no se separa el vivir con el aprender; Innovador: aunque antiguamente existía la educación doméstica, no es hasta el siglo XXI cuando se reúnen las condiciones y factores determinantes que acercan el homeschooling al alcance de todos; Flexible: permite personalizar la educación a cada uno, siguiendo sus intereses, respetando su madurez y ritmos evolutivos, fomentando sus talentos; Integral: contempla no solo aspectos académicos, sino el desarrollo de habilidades, aptitudes, fomentando valores éticos y morales; Real: es un aprendizaje significativo, surge del niño, de sus necesidades, contextualizado a su propia vida, a su identidad y singularidad; Libre y responsable: el niño es el auténtico protagonista, tiene libertad y a la vez responsabilidad para aprender y escoger los programas, las materias, los proyectos, los libros, los recursos, los expertos que le motivan, que le parecen adecuados, que mejor se adaptan a su modo de ser; De Apertura Social e Interacción, el niño además de aprender en la sociedad, a pie de calle, inmerso en la comunidad, interactúa con los demás, aportando su persona, su trabajo, su opinión, en cooperación y participación activa con la sociedad.

Todas estas características configuran un sistema educativo personalizado, individual y comunitario, innovador, flexible e integral diseñado por el propio niño, con ayuda y colaboración de sus padres, para su formación integral y su vida en sociedad.