dissabte, 25 d’octubre de 2014

Escuela rural en casa

Algunos amigos comentan que al tener 4 hijos es como si tuviéramos una escuela rural en casa. Me produce risa la comparación, pero lo cierto es que en ambos casos hay pocos niños, solo una maestra, los alumnos son de diferentes edades, trabajan en la misma clase, ayudándose unos a otros, cada uno en su tarea en un ambiente rural donde se permite el aprendizaje a través de la experimentación y la transferibilidad de los conocimientos aprendidos. Es una educación personalizada llevada a la práctica, cada uno de los niños sigue sus intereses y necesidades. En el video, por ejemplo, Judit está estudiando una nueva canción en el piano, mientras Sara lee Tom Sawyer y los pequeños aprenden a distinguir las formas geométricas básicas, triángulo, círculo y cuadrado elaborando una ficha. Es cierto que la escuela en casa se parece un poco a una escuela rural, quizás la escuela rural sea el modelo educativo ideal.