dissabte, 11 d’octubre de 2014

La educación es vida

La educación es vida y no preparación para la vida, se aprende viviendo, resolviendo problemas, no tanto por la transmisión de saberes, se aprende cooperando con los demás, más que compitiendo con los demás, el niño aprende cuando es activo, pero no confundamos activo con actividad, el niño es activo cuando actúa por iniciativa propia, de modo espontáneo, cuando por observación, imitación, por su propio interés, consciente y libre hace, actúa. Entonces el esfuerzo se convierte en interés. Sergi ha aprendido a plantar, cuidar del huerto y las gallinas a través de la observación y la experimentación práctica. Para él, igual que sus hermanos, aprender es un juego, es la vida misma.