divendres, 28 de novembre de 2014

Trabajo diario

Judit y Sara resuelven problemas matemáticos, Jordi trabaja el trazo para aprender a escribir las primeras letras y Sergi experimenta con los lápices de colores.  Unos por otros se crea un ambiente de trabajo intensivo, trabajo individual pero  también colectivo, pues los mayores ayudan a los pequeños. Incluso Jordi trata de enseñar a contar a Sergi, que apenas sabe hablar.  Es importante crear una rutina de trabajo, dos horas al día de deberes académicos, sentados, en disciplina, orden, con actividades suficientemente difíciles a su ritmo evolutivo y con un ambiente de alegría para motivar el trabajo bien hecho.